TÉCNICA TIFFANY

En EE.UU. el máximo exponente del Art Nouveau fue Louis Comfort Tiffany.
Tiffany nació en Nueva York en 1848 y falleció en 1933. Estudió pintura en su ciudad natal con los artistas estadounidenses George Innes y Samuel Colman y después se trasladó a París para ampliar sus estudios. Durante algún tiempo permaneció en Europa, donde pintó óleos y acuarelas. Entre sus cuadros más destacados se encuentra Encantador de serpientes en Tánger, en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. Al regresar a su país centró su atención en otras cosas aparte de la pintura.
En uno de sus viajes a Europa, Louis Comfort Tiffany quedó impresionado por el colorido de los vitrales y a su vuelta a América empezó a trabajar sobre vidrio. Creó su propia técnica de ensamblado que, consistía y consiste, en la unión de las piezas de vidrio a través de finas láminas de cobre pegadas al canto del mismo y luego soldadas entre sí.Los primeros pasos en la elaboración para la Técnica Tiffany son exactamente iguales que para el emplomado: preparación de diseños, plantilla a tamaño real, elección de vidrios y corte de los mismos. A partir de aquí es donde está la variación del proceso. Una vez cortadas las piezas ,se pasan por la pulidora los cantos una a una, para dejar el borde lo más uniforme posible. Luego se aplica sobre ellos la cinta de cobre que se asienta sobre el vidrio con los utensilios adecuados para esta tarea. Después, se sueldan  aplicando estaño por todo el cobre, quedando así unidas totalmente las piezas. Por último y ,después de una buena limpieza, se aplicará una pátina para ennegrecer o envejecer, dependiendo del gusto, el estaño de la soldadura. Así quedará terminada la obra en técnica Tiffany. Louis C. Tiffany manufacturó sus propios vidrios llamados opalescente e iridiscente y su última creación fue vidrio Favrile, el cual, rápidamente eclipsó sus anteriores realizaciones.
L.C. Tiffany fue innovador en su época, ganándose multitud de enemigos defensores de las “Bellas Artes”, pues todas sus creaciones eran contrarias a la tendencia conservadora de los vidrieros clásicos de la época. Su técnica está estrechamente ligada al diseño y unas de sus más renombradas obras son las lámparas Tiffany. Confeccionadas  normalmente con vidrio opalescente, se caracterizan por las líneas curvas y delicadas del estilo Art Nouveau y son muy apreciadas en la actualidad por los coleccionistas.
Decovitral emplea a menudo esta técnica para elaborar vitrales, lámparas y pequeños objetos.