FUSING

Como materia prima, el vidrio está lleno de contradicciones. La transparencia se opone a la rotundidad de las formas que pueden conseguirse, teniendo una apariencia ligera, sin embargo,  es denso y pesado. Con el fusing esta realidad se torna mayúscula ,ya que permite la fusión de distintos fragmentos y la posterior deformación, hasta lograr resultados sorprendentes en vidrieras, lavabos, mamparas, lámparas, esculturas, vajillas, bisutería y un sinfín de objetos.

La atracción por este material y el deseo de saber fueron las razones que me animaron a formarme como profesional hace ya 20 años. Desde mi experiencia ,el vidrio tiene enormes posibilidades de expresión, y es por ello que arquitectos, decoradores y particulares lo demandan cada vez más como material artístico de primer orden. Permite ,la coexistencia equilibrada de la belleza y el pragmatismo,  dando soluciones arquitectónicas y decorativas inigualables.